Animales

Por qué los tiburones no pueden dormir

Esta teoría es totalmente cierta y es que los tiburones no son capaces de dormir, debido a unas cuantas explicaciones fisiológicas, averigüemos el ¿por qué los tiburones no pueden dormir? , algo quizá extraño, pero vale la pena saber por qué el dormir para ellos puede acabar con sus vidas.

Por qué los tiburones no pueden dormir

¿Qué les impide dormir?

Los tiburones no poseen un órgano que tiene la función de actuar como una especie de flotador, algo asi como un motor hidrostático que poseen otros animales. Este órgano actúa como una bolsa de aire que hace que los animales floten, debido a que esta vejiga se llena de aire, es por esto que vemos que los peces son capaces de flotar en el agua.

Sin embargo, los tiburones no son capaces de flotar ya que no poseen este órgano tan importante. Los tiburones para poder respirar mantienen sus bocas bien abiertas mientras nadan lo que permite que el oxígeno entre a través de las branquias y oxigene la sangre, todo esto es posible gracias al excelente mecanismo que poseen estos animales.

Pero hay un problema y es que si paran de nadar por solo un instante, no serán capaces de bombear el agua y el oxígeno no llegaría. Una muerte segura.

Esto hace que los tiburones se mantengan en constante movimiento, asi que deben nadar de por vida casi como una maldición de las profundidades del mar, ya que si se detienen mueren ahogados por no poder respirar.

¿Será que duermen aunque sea un poco?

La respuesta está clara, debido a lo antes expuesto, y es no pueden dormir.

Aunque desde hace algunos años esto se pone en duda ya que hace algún tiempo se encontraron tiburones en las aguas mexicanas que parecían estar dormidos debido a su inmensa quietud.

Al observar esto, se realizaron más investigaciones y se concluyó que las zonas donde se habían visto tiburones durmiendo eran zonas de limpieza, en donde las características del agua permitían que los parásitos murieran, y que los tiburones alentaban su metabolismo al punto de quedarse quietos solo por un par de minutos para dar lugar a la limpieza de su piel.

Algo arriesgado y vanidoso, pero digno de un animal tan maravilloso.

COMPARTE ESTE ARTÍCULO EN

No hay comentarios todavía