Sabías qué

Origen del calendario chino de embarazo

Anuncios

Se puede decir, que el calendario chino nació, hace más de 4500 años. Desde entonces no se ha podido dejar de emplear, aproximadamente en el 2637 a.C. Comenzaron a crearse calendarios de cinco etapas con que se establecían a 12 años.

Cada uno de esos años era gobernados por una animal diferente, los cuales son; el cerdo, el perro, el gallo, el mono, el conejo, el caballo, la serpiente, el tigre, el dragón, el buey, la cabra y la rata. Se dice que las casas lunares son cada una de las veintiocho constelaciones del zodiaco.

Origen del calendario chino de embarazo

Aunque este depende de la hora y el día de nacimiento de un individuo, continuando con la teoría de la astrología China; el astro quedará en alguna de esas casas lunares, de este modo decretará el signo que le pertenece a una persona.

Muchos historiadores aseguran que el origen del calendario Chino, pertenece a colonización Xia; la cual rondaba el territorio desde el vigesimosegundo siglo a.C. De igual modo que otros inculpan es al primer monarca Chino, el cual surgió en el tercer siglo equivalentemente a.C.

Pero, hay algo en lo que muchos concuerdan y es que el origen del calendario Chico se ubica desde el centro de la familia Shang, los cuales surgieron desde el año 1300 a.C.

¿En qué consiste el calendario chino?

Es importante recalcar, que el calendario Chino original se basa en las etapas de las constelaciones más fundamentales, o dicho de otra manera; los meses se deducen es por los lapsos lunares, los cuales se manifiestan durante un periodo de 29 días.

Aunque debemos resaltar que en la red se han podido encontrar diversos resultados inexactos,  esto se debe a que intentan calcular la edad de la madre en meses lunares, sin antes transformarla a dicha fase.

Por lo tanto, para poder deducir el sexo del niño o niña, es necesario principalmente saber cómo determinar el tiempo astral de la mamá en el instante en que sucedió la fecundación.

Anuncios
COMPARTE ESTE ARTÍCULO EN

No hay comentarios todavía